jueves, 27 de abril de 2017

"A Esmorga" de Eduardo Blanco Amor

Amigos Lectores:

Desde que estudiaba en el colegio y después en el instituto recuerdo que este libro estaba entre los clásicos para leer de la literatura gallega.

Con el tiempo y la distancia entre los estudios y la pasión por la lectura he vuelto a leer. Ahora libremente, y sin la presión de tener que hacer un trabajo o un examen sobre este libro, he leído la novela. También me impulso leerla el visitando de la película basada en ella.

El caso es que "A Esmorga" me pareció un libro maravilloso, por momentos me recordó el "Ulises" de James Joyce, pero con un tono totalmente distinto. Se podría decir que mientras uno tiene cierto toque gótico clásico o romántico, en esta novela de Eduardo Blanco Amor se presenta un romanticismo basado en cierta "saudade". Hay un cierto sentido de perdida de lo que fue Galicia, de lo que es en el momento en que se escribió la obra y de lo que podría ser o haber sido.

Me sorprendió. No en un sentido de disgusto, si no en un sentido de perdida. Hoy no veo autores de este estilo y eso hace que el sentimiento de añoranza que transmite la obra sea mucho mayor.

El autor tendrá sus propias ideas sociales y políticas, ciertamente es posible que en algunos momentos nos deje entreverlas, pero frente a autores más actuales no es cargante en ese aspecto a nivel literario y es algo que yo como lector he agradecido.

Me alegra haber vuelto a leerla después de muchos años. Me parece una tragedia que muchas de esas lecturas de colegio o de instituto no volvamos a leerlas una vez somos adultos y, en teoría, tenemos nuestra cabeza más amueblada con conocimientos que cuando la leímos por primera vez no poseíamos.

Os invito a todos a leerla, pero de forma especial a los lectores que viven en Galicia.